Noticias

Un "histórico" robot MOTOMAN sigue funcionando con MEYRA GmbH, especialistas en sillas de ruedas

21. noviembre 2018

Soldando durante más de 30 años

Durante los años 80 los robots de soldadura todavía no se conocían. Hoy, sin embargo, esta tecnología pionera se ha vuelto prácticamente indispensable en las líneas de producción de muchas compañias metalúrgicas. En 1986, uno de estos robots de soldadura fue instalado por Yaskawa, el innovador fabricante japonés de robots, en las instalaciones del especialista en sillas de ruedas MEYRA GmbH.

Su robot de soldadura V12B-RX ha estado en funcionamiento durante más de 30 años, y aún ofrece excelentes resultados.

Durante más de 30 años, el robot de soldadura V12B-RX ha estado funcionando con el especialista en sillas de ruedas MEYRA GmbH. (Fuente: YASKAWA)

Tras 30 años, el V12B-RX todavía suelda de manera fiable y ofreciendo la mejor calidad. (Fuente: YASKAWA)

El primer programador/operador del robot de soldadura ya está recibiendo una pensión, pero el robot todavía está muy lejos de la jubilación. (Fuente: YASKAWA)

El V12B-RX todavía se utiliza de forma regular. (Fuente: YASKAWA)

Una silla de ruedas incorpora más alta tecnología de lo que se puede pensar: para cada silla de ruedas, se deben cortar, doblar, perforar, soldar, recubrir y ensamblar aproximadamente doce metros de tubo y material de acero. MEYRA GmbH, fundada hace más de 80 años y con sede en Kalldorf, es uno de los fabricantes de sillas de ruedas más conocidos y exitosos, y también un proveedor de ayudas para la rehabilitación. La empresa global produce sillas de ruedas y equipos de rehabilitación de alta calidad en un espacio de más de 30.000 m². Con soluciones individuales según el eslogan "Movemos personas", MEYRA GmbH ofrece movilidad e independencia a las personas con discapacidades. El espíritu de innovación del especialista en sillas de ruedas se refleja no solo en el desarrollo continuo de productos y servicios, sino también en la elección de las máquinas de producción. MEYRA GmbH fue una de las primeras compañías en emplear un robot de soldadura para su producción. Es precisamente este robot el que lleva más de 30 años soldando, de forma fiable y con una calidad superior.

Robot como conductor de producción

La demanda de sillas de ruedas de alta calidad aumentó tan rápidamente en la década de 1980 que MEYRA GmbH se vio obligada a mudarse a instalaciones más grandes, y la producción en Kalldorf comenzó en 1984. Tell Putsch, jefe de planta de MEYRA GmbH, mira hacia atrás: "Nuestras cifras de producción continuaron aumentando tras la mudanza a Kalldorf. En poco tiempo, el espacio de la fábrica recientemente construida y el personal ya trabajaban a su máxima capacidad. Nuestra empresa tuvo que buscar técnicas nuevas e innovadoras que le permitieran cumplir con todos los pedidos con la alta calidad que nos caracteriza y en el plazo acordado. La solución se encontró en el especialista en robots Yaskawa, que acababa de producir su primer robot de soldadura. “El entonces nuevo V12B-RX aumentó significativamente la capacidad de producción de MEYRA GmbH y convirtió al pionero en tecnología de sillas de ruedas en pionero de la tecnología de soldadura robotizada".

Robot de soldadura V12B-RX

Este robot de seis ejes con una carga útil de 12 kg y un alcance máximo de 0,2 mm se posicionó de inmediato como un referente en términos de precisión y rendimiento. Ya en la década de 1980 la facilidad para el operador del robot lograda por Yaskawa fue tal que, después de una breve introducción por parte de un profesional del robot Yaskawa, los empleados de MEYRA GmbH pudieron programar de manera autónoma el robot de soldadura. El primer operador del robot ya está retirado, pero el robot ni siquiera ha considerado la jubilación.

Gerd Hunger, manager de preproducción y programador/operador desde hace mucho tiempo del robot de soldadura Yaskawa, describe su trabajo con el V12B-RX: “Anteriormente, el robot de soldadura se operaba continuamente en dos turnos, pero durante los últimos ocho años hemos utilizado el V12B-RX con menor frecuencia. Hoy en día la tendencia en la producción es hacia la fabricación individual. Esto requiere más despliegue de personal y menos soporte de robot. Sin embargo, el V12B-RX todavía se usa de forma regular cuando se deben soldar grandes cantidades del mismo componente como por ejemplo, marcos de sillas de ruedas o piezas pequeñas. Después de 30 años, la calidad de las juntas de soldadura no ha disminuido, y con la excepción de algunas piezas desgastadas, no es necesario reparar nada del robot.

Readaptación como una alternativa rentable a la nueva adquisición

No es una coincidencia que después de más de 30 años, el robot de soldadura V12B-RX aún suelde costuras de soldadura de alta calidad. La larga vida útil de los productos siempre ha sido una parte integral de la filosofía corporativa de Yaskawa. Con un enfoque en la sostenibilidad y la eficiencia económica, el especialista japonés en robots ha desarrollado programas de actualización que dan nueva vida a los robots antiguos.

Una mayor conciencia de los costos y recursos ha dado como resultado un uso extendido de las plantas de producción industrial. El riesgo empresarial aumenta con la probabilidad de un defecto mecánico. En caso de mal funcionamiento, la producción puede interrumpirse durante varios días. A menudo, la solución es reemplazar los robots viejos por otros nuevos. Como alternativa atractiva a la nueva adquisición, Yaskawa ofrece programas de actualización sistemáticos para robots que llevan muchos años funcionando. Los robots se someten a revisiones de forma regular o son reemplezados por un robot ya revisado. Una media de  aproximadamente el 60% de las piezas desgastadas de un robot se renuevan durante la revisión.

Debido al elevado movimiento y esfuerzo al que están sometidos de manera permanente, los manipuladores son el foco de la mayoría de las medidas de adaptación. Se limpian a fondo, se repintan, se ponen a prueba durante 24 horas y se recalibran. La inversión está asegurada gracias a un precio fijo que se determina de acuerdo con la carga útil del robot. Además, Yaskawa aumenta en un año el periodo de garantía de los componentes reemplazados.

Cómo comenzó la historia de éxito

Hoy en día, Yaskawa Electric Corporation, fundada en Kitakyushu (Japón) en 1915, genera ventas anuales que superan los 410 mil millones de yenes (alrededor de 3,5 mil millones de euros) y es uno de los principales fabricantes mundiales de servodrives, convertidores de frecuencia y robots industriales. Ya en 1974, Yaskawa Electric Corp. presentó en Japón el primer robot controlado electrónicamente. Con su introducción en el mercado en 1977, la nueva tecnología se convirtió en un gran éxito económico. Desde entonces, Yaskawa ha ampliado constantemente su gama de productos, que en la actualidad comprende más de 100 modelos Motoman.

En Europa, la historia de éxito de Motoman se remonta al año 1984, cuando Robotec, posteriormente Motoman robotec GmbH, suministró robots Motoman a un importante productor de gas en soldadura. De aquí se desarrolló lo que hoy se conoce como la División Europea de Robótica Yaskawa con sede en Allershausen, cerca de Múnich. De esta forma, las instalaciones y sistemas con robots Motoman se han desarrollado aquí durante más de 30 años.